Sentencia del TS sobre el uso del catalán en la enseñanza (I) 

 
PSC y CiU coinciden en que la sentencia del Supremo no hace peligrar la inmersión lingüística. Maragall cree que la normativa seguirá intacta y los nacionalistas indican que mantendrán el modelo al considerar que TS y TC lo validan.

23-12-2010 
, http://www.lavanguardia.es 

 

CiU y PSC coinciden en considerar que la sentencia del Tribunal Supremo sobre el modelo lingüístico catalán no lo cuestiona ni lo hace peligrar, por lo que dan por hecho que seguirá vigente pese al dictamen del alto tribunal. Así lo ha considerado el conseller de Educació en funciones, Ernest Maragall, que ha afirmado que la sentencia "no anula ni obliga a modificar un solo precepto" de la normativa vigente respecto a la inmersión lingüística en las escuelas de Catalunya, que sigue siendo "plenamente aplicable".

En el caso de CiU, partido que gobernará Catalunya en esta nueva legislatura, ya han avisado de que "no renunciarán" al modelo de inmersión lingüística al entender que la sentencia del Supremo se basa en la sentencia del Constitucional y que, por lo tanto, ambas validan la inmersión.

El conseller ha recordado que la sentencia del TS hace referencia a unas reclamaciones de "hace más de cuatro años" presentadas por tres familias de diversas escuelas de Catalunya. En este sentido, ha subrayado que la sentencia "juzga esas reclamaciones a la luz de la sentencia del Tribunal Constitucional sobre el Estatut de Catalunya de hace pocos meses".

Maragall ha recalcado asimismo que "no se pueden derivar conclusiones de carácter general sobre el sistema educativo catalán" a partir de una sentencia que se pronuncia sobre "situaciones individuales". "Tal como establece la Ley de Educación de Catalunya, que reproduce lo que decía la normativa lingüística anterior, avalada también por la sentencia del Tribunal Constitucional, el catalán es la lengua vehicular empleada normalmente en los centros educativos de Catalunya, y la lengua castellana está presente en la proporción adecuada", ha señalado por último Maragall.

En términos similares se ha referido el presidente del grupo parlamentario de CiU, Oriol Pujol, que cree que, lejos de considerar que la decisión del Supremo pone en "peligro" el modelo de inmersión lingüística, Pujol ha argumentado que, en realidad, lo que hace el tribunal es avalar el sistema.

Para justificar su interpretación, Pujol ha destacado que el Supremo "se aferra" a lo que dice el Constitucional, que en 1994 emitió una sentencia interpretativa que consideraba "perfectamente legítimo" el sistema de inmersión lingüística al entender que "el centro de gravedad" de ese modelo podía ser el catalán, siempre y cuando se garantizase el conocimiento del castellano al final del ciclo de enseñanza obligatoria.

Pujol ha recordado además que la sentencia del pasado junio del TC era "dura" en algunos aspectos lingüísticos del Estatut, pero "en ningún caso declaraba inconstitucional ningún precepto" relacionado con el modelo de inmersión lingüística.

Teniendo en cuenta esto y también el hecho de que el Supremo "no tiene jurisdicción para alterar ninguna norma estatal o autonómica, no puede anular el modelo de inmersión lingüística", Pujol cree que no hay motivo para ver peligrar este sistema.

Según Pujol, el Supremo "no cuestiona" la normativa lingüística sino su aplicación en algunos casos concretos, donde hayan podido producirse "errores". El nuevo Govern de CiU, según Pujol, "mantendrá y preservará" el modelo de inmersión, aunque estará abierto a "corregir" los posibles "errores" que se puedan producir en algunos centros educativos en la aplicación de la normativa vigente.



© Copyright Oxford University Press España, S.A. 2014. Todos los derechos reservados.